La Entomología Forense en el Norte de Tamaulipas: Presente y Futuro

 

Por Jesús Manuel Villegas Mendoza (México)*


 

RESUMEN
La entomología forense en México ha sido poco desarrollada, solamente unas cuantas Universidades han realizado investigaciones sobre el tema. Para la región norte de Tamaulipas sólo existen cuatro estudios de insectos asociados a cadáveres o relacionados con fauna entomológica forense dando como resultado el inicio del conocimiento de la fauna cadavérica en la región de Reynosa Tamaulipas, como trabajos pioneros en esta disciplina. Con la revisión de estas investigaciones se pretende como un precedente de gran potencial, para ser aprovechado a futuro como punto de partida o planteamiento en estudios de poblaciones ecológicas y comportamiento de artrópodos de importancia forense en toda la zona, así como la especialización de personal que sirva como apoyo a los órganos de Procuración  y Administración de justicia de nuestro Estado.

 

 

Palabras clave: Entomología forense, necrotrampas, insectos necrófagos, tiempo post-mortem.

 

 

*Cursando la Maestría en Criminología y Ciencias Forenses (Becario CONACYT) en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Contacto: jvillegas_24@hotmail.com

ABSTRACT
Forensic entomology in México has been poorly developed, only a few Universities have been realized the studies on the theme. For northern Tamaulipas exist only four studies of insects associated with corpses or related forensic entomological fauna resulting in the beginning of knowledge the fauna cadaveric in the región Reynosa, Tamaulipas as pioneering studies in this discipline. With the revision of this research is intended as a precedent of great potential,  to be exploited in the future as a starting point or approach in studies ecological populations and behavior of arthropds of important forensic throughout the area, as well as personnel specialization serve as support for the administrative and law enforcement our state.


INTRODUCCIÓN

La entomología forense es el uso de insectos y artrópodos asociados a cadáveres en investigaciones forenses y ha sido reconocida por la disciplina médico legal en todo el mundo (Sukontason et al., 2007), principalmente se ha utilizados para estimar el tiempo de la muerte, pero también para la detección de drogas, sustancias tóxicas, posibles traumas antes de la  muerte, negligencia y como indicador de que el cuerpo fue trasladado (Kabkaew et al., 2007). El primer reporte donde fueron utilizados los insectos como indicios forenses, es en China en el siglo XIII  para solucionar un caso en donde un agricultor fue asesino con un arma afilada en un campo de arroz. Todos los sospechosos fueron convocados a colocar sus hoces en la tierra, la evidencia no se podía ver, sin embargo una hoz empezó a atraer  numerosos moscorrones evidentemente por huellas de sangre en la cuchilla (Sumodan, 2001). Por el siglo XIII y XIX se empezaron a realizar los primeros estudios sobre carne de diferentes especies de animales demostrando el desarrollo de larvas de huevos ovipositados por moscas, así como también investigación de clasificación e identificación, pero el caso que estableció la entomología forense como una herramienta en la escena del crimen en 1850 fue el descubrimiento de un cuerpo momificado de un bebe encerrado en una chimenea que después de la autopsia  se descubrieron larvas y palomillas determinando que el cuerpo tenía un año de muerto, así exonerando a los recientes huéspedes (Gennard, 2007). Después en Francia en un publicación llamada la faune des dadavres: Application de I’entomologie a la médecine légale  en donde describen la secuencia de descomposición de cadáveres y su asociación con las diferentes oleadas de insectos que arriban al cadáver (Romero-Polanco et al., 2006).

 

 

Los insectos que mayormente se recuperan de los cuerpos son moscas y escarabajos que pueden proporcionar informacion de las condiciones experimentadas del cuerpo antes de morir (Donovan et al., 2006). Siendo las moscas de la familia Calliphoridae las primeras en llegar seguidas de los escarabajos de la familia Dermestidae y Silphidae (Lannacone, 2003). Básicamente se pueden mencionar cuatro categorías ecológicas que pueden ser identificadas como comunidad carroñera: especies de insectos necrófagos que son aquellos que se alimentan del cadáver, predadores y parasitoides de insectos necrófagos, especies omnívoras que se alimentan del cadáver y del las colonia de insectos ya establecida  y otro tipo de insectos que usan el cuerpo del cadáver como extensión del medio ambiente (Amendt et al., 2004). Éstos insectos son atraídos por estados específicos de descomposición del cuerpo como son fresco, hinchado, decadencia y seco (Benecke, 2005). Uno de los datos más importantes en entomología forense es el cálculo del tiempo post-mortem, el cual es calculado por el modelo de sumatoria térmica o modelo de acumulación grados-horas ya que este considera las fluctuaciones de temperatura ambientales, considerando la temperatura y tiempo en cada etapa de desarrollo del insecto como en larva y pupas (Amendt et al, 2011). Otra técnica importante es la detección de drogas y sustancias toxicas en insectos que se alimentan de restos humanos, cuando los tejidos y fluidos normalmente utilizados no están disponibles, los insectos son colectados y procesados en cromatografía liquida de masas (Gagliano-candela and Aventaggiato 2001). Actualmente con las técnicas de ácidos desoxirribonucleico (ADN) como polimorfismo de longitud de fragmentos de restricción (RFLP) o microsatélites en el uso de identificación forense, se pude extraer el ADN del intestino de larvas de dípteros y analizarlo (Carvalho et al., 2005, Azeredo-Espin and lessinger, 2006).

 

 

La entomología forense en México no ha sido aprovechada para interés científico y legal, los pocos estudios que se tienen se han presentados en congresos de entomología, ejemplos son Martínez et al., (2007), Vázquez et al., (2007), Villamil et al.,(2007), Flores et al., (2008), Nava et al., (2008), todos citados por Flores-Pérez (2010) y la mayoría de estos estudios son realizados  en cadáveres de cerdos como el trabajo realizado por Valdez-Perezgasga en Coahuila, México (2010) y García-Espinoza et al., 2012. Sin embargo la primer investigación de insectos necrófagos en humanos es realizado por la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro donde estudian la dispersión espacial de larvas carroñeras a partir de un cadáver humano (Vergara-Pineda et al., 2012). Actualmente los lugares donde se estudia la entomología forense son la Universidad Autónoma de Nuevo León, Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, Colegio de posgraduados y el Instituto de Ciencias Forenses del Servicio Médico Forense (SEMEFO) del Distrito Federal, donde cuentan con los departamentos de investigación en química, patología, identificación y genética. 

El presente de la Entomología Forense en el Norte de Tamaulipas
Los primeros estudios de entomología forense en la región fueron realizados dentro del programa de la  Maestría en Criminología y Ciencias Forenses de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán-Universidad Autónoma de Tamaulipas, aportando resultados de fauna necrofílica de la localidad reflejados en las tesis de investigación de la misma facultad. El primer ensayo es realizado por Hernández-Martínez (2008) en donde estudia los ciclos biológicos de dos especies de Dipteros: Chrysomia sp y Musca domestica sometidos a temperatura y humedad constante en donde se evaluó el tiempo de duración desde la oviposición hasta la emergencia del adultos. Mas delante Durán-Rivas (2009) reporta una sucesión de insectos durante las diferentes etapas de degradación del cadáver variando de acuerdo a las condiciones ambientales y época del año, el estudio es realizado en una zona urbana de la ciudad de Reynosa Tamaulipas., colocando una necrotrampa con una cabeza de puerco en el interior como carnada, haciendo presentes diferentes insectos de las familias Sarcophagidae, Calliphoridae y Muscidae del orden Diptera los primero en hacerse presentes, seguidos del orden Coleóptera de la familia Dermestidae y Carabidae así como otro grupo de especies omnívoras del orden Himenópteros de la familia Formicidae y Braconidae. De igual manera García-Rodríguez (2010) utilizando la misma metodología anteriormente mencionada pero realizando sus pruebas en una zona de matorral bajo fuera de la zona urbana reporta una familia de insectos diferente a la antes mencionada, insectos del la familia Cleridae.  Y la ultima investigación es realizada es sobre la extracción de acido de desoxirribonucleico (ADN) del tracto digestivo de larvas de importancia forense realizado por Guerra-Serrato (2010), realizado con tamaño de muestra de 36 cadáveres del Anfiteatro del hospital Universitario de la Universidad Autónoma de nuevo león, tomando dos tipos de muestras una directa de cabello, sangre, hígado y hueso, y una indirecta de larvas de orden díptera y coleóptera encontradas en los cadáveres la cuales fueron procesadas y analizadas con la técnica de polimorfismos de ADN para la identificación de cadáveres “No Nombres” o cadáveres con “falta de elementos anatómicos”.

 

 

Actualmente sólo se cuenta con las investigaciones antes mencionadas que datan del 2008 al 2010 y que hasta la fecha el estudio de la entomología forense no ha tenido continuidad,  debido a que dentro de la líneas de investigación de los profesorado a partido hacia otras fuentes de estudio del área forense en las que se cuente con demanda, tanto estudiantil como del órgano institucional que demande el aprovechamiento de esta misma. Aunado a esto las ciencias biológicas en especial la entomología en esta frontera  sólo se enfoca a problemas agrícolas, por tanto los pocos entomólogos o aprendices se ve reducido encontrarlos en centro de investigación científica como  el  Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Instituto Politécnico Nacional y Asociaciones y Patronatos Agrícolas. Quedando latente a interés de unos cuantos la continuidad de esta disciplina.

 

 

El Futuro de la Entomología Forense en el norte de Tamaulipas
A pesar de placidez del desarrollo de la entomología forense, existe interés por parte del programa de la Maestría en Criminología y Ciencias Forenses de la Universidad Autónoma de Tamaulipas por continuar realizando investigación para fortalecer las ciencias forense, así como especializar a personal en la disciplina para servir  como  apoyo a los órganos de Procuración y administración de Justicia de nuestro Estado. Entre los objetivos para el desarrollo de la entomología forense es el conocimiento de las poblaciones ecológicas y el comportamiento de insectos de la ciudad de Reynosa Tamaulipas., ya que esta localidad cuenta con considerables zonas urbanas, rurales, agrícolas y acuáticas.  Cada lugar con diferentes ambientes que es propicia para diferentes especies de insectos que pudiera en dado caso presentarse en un cadáver.

 

 

El conocimiento de estos aspectos entomológicos da lugar a un mejor entendimiento biológico del desarrollo de estos insectos y por consiguiente a la realización  de un manual científico que tome en cuenta la experiencia de otros países donde la entomología forense este más desarrollada, que pueda ayudar a realizar una investigación forense de calidad científica y que aumente la pericia del entomólogo para que pueda ser certificado ante las autoridades correspondientes. Agregando a este manual metodologías estandarizadas  sobre la detección de drogas, sustancias toxicas y extracciones de ADN de los insectos, aumentando así la importancia del uso de la entomología forense en casos de investigaciones criminales.

 

 

BIBLIOGRAFÍA
Amendt, J., Krettek, R. y Zehner, R. (2004). Forensic Entomology. Naturwissenschaften. 91:51–65.
Amendt, J., Richards, C., S.,  Campobasso C., P., Zehner, R. y • Hall, M., J., R. (2011). Forensic entomology: applications and limitations. Forensic Science, Medicine, and Pathology. 7:379–392.
Azeredo-Espin, A. M. L. y  Lessinger, A. C. (2006). Genetic approaches for studying myiasis-causing flies: molecular markers and mitochondrial genomics. Genética. 126:111–131.
Benecke, M. (2005). Arthropods and Corpses. Forensic Pathology. Reviews. 2.
Carvalho, F., Dadour, L. D., Groth, D. M., y Harvey, M. L. (2005). Isolation and Detection of Ingested DNA From the Immature Stages of Calliphora dubia (Diptera: Calliphoridae). Forensic Science, Medicine, and Pathology. 1:4-261.
Donovan, S., E., Hall, M., J., R.,Turner B., D. y  Moncrieff, C., B. (2006). Larval growth rates of the blowfly, Calliphora vicina, over a range of temperaturas. Medical and Veterinary Entomology. 20: 106–114.
Duran-Rivas. (2009). Estudio de la fauna necrofílica del área urbana de Reynosa, Tamaulipas. Tesis de maestría en criminología y ciencias forenses. Universidad Autónoma de Tamaulipas. Cd. Reynosa Tamaulipas., México.
Flores-Pérez, L., R. (2010). Sucesión de entomofauna cadavérica utilizando como biomodelo cerdo blanco, Sus scrofa L. Tesis de doctorado Colegio de Posgraduados. Montecillos Estado de México.
Gagliano-Candela,  R. y Aventaggiato, L. (2001). The detection of toxic substances in entomological specimens. International Journal of Legal Medicine. 114:197–203.
García-Rodríguez. (2010). Entomofauna cadavérica en una zona de matorral bajo en Reynosa, Tamaulipas. Tesis de maestría en criminología y ciencias forenses. Universidad Autónoma de Tamaulipas. Cd. Reynosa Tamaulipas, México.
Guerra-Serrato. (2010). Validación d la técnica de polimorfismo de ADN obtenido de tracto Digestivo de larvas de importancia forense. Tesis de maestría en criminología y ciencias forenses. Universidad Autónoma de Tamaulipas. Cd. Reynosa Tamaulipas., México.
Hernández-Martínez. (2008). Estudio de los ciclos de vida de moscas necrófilas en Reynosa, Tamaulipas. Tesis de maestría en criminología y ciencias forenses. Universidad Autónoma de Tamaulipas. Cd. Reynosa Tamaulipas, México.
Lannacone, J. (2003). Artropofauna de importancia Forense en un cadáver de cerdo en el Callao, Perú. Revista brasileña de Zoología. 1: 85-90. 
Romero-Polanco, J., L., Círon-Munguía, F. y Gamero-Lucas, J. (2006). Entomología cadavérica en la provincia de Cádiz (s. de España). Ciencia Forense. 8: 83-106.
Sukontason, K., Narongchai, P., Kanchai, C., Vichairat, K., Sribanditmongkol, P., Bhoopat, T., Kurahashi, H., Chockjamsai, M., Piangjai, S., Bunchu, N., Vongvivac, S., Samai, W., Chaiwong, T., Methanitikorn, R., Ngern-Klun, R., Sripakdee, D., Boonsriwong, W., Siriwattanarungsee, S., Srimuangwong, C., Hanterdsith, B., Chaiwan, K., Srisuwan, C.,Upakut, S., Moopayak, K. y Vogtsberger, R., Olson, J. (2007). Forensic entomology cases in Thailand: a review of cases from 2000 to 2006. Parasitology Research: 101:1417–1423.
Sukontason, K., Ngern-Klun, R., Sripakdee, D. y Sukontason, K. (2007). Identifying fly puparia by clearing technique: application to forensic entomology. Parasitology Research: 101:1407–1416.
Sumodan, P., K. (2001). Insect detectives, forensic entomology. Resonance: 1: 8: 51-58.
Gennard, D., E. (2007). Forensic Entomology. An Introduction. (pp. 1-17)  England. Wiley.
Valdes-Perezgasga, M. T., Sánchez-Ramos, F. J., García-Martínez, O. y Anderson, G. S. (2010). Arthropods of forensic importance on Semidesert, México. Journal Forensic Sciences. 55:4.
Vergara-Pineda, S., León-Múzquiz, H., García-Martínez, O., Cantú-Sifuentes, M., Landeros-Flores, J.  y Tomberlin, J. K. (2012). Dispersión espacial de larvas de Lucilia sericata y Calliphora coloradensis (Diptera: Calliphoridae) en etapa de postalimentación. Revista Colombiana de Entomología 38: 97-99.


x


VISITAS